Cómo recuperar la atención de los consumidores

Si aceptamos que las marcas pierden paulatinamente el control o interés de los consumidores para poder trasladarles sus mensajes publicitarios, surge inevitablemente una pregunta ¿qué nuevas estrategias pueden seguir para recuperar la atención?

Entendiendo que los distintos públicos objetivo juzgan de igual modo a las personas que a las marcas, podemos analizar cómo llamamos la atención los seres humanos y, en consecuencia, las percepciones que generamos. Esto nos ayudará a imaginar cómo serán interpretadas las marcas en sus acciones de comunicación.

 

En ese análisis no debemos olvidar que cualquier acción planteada con oportunidad, habilidad y calidad será en casi todos los casos bien recibida. Pero os voy a mostrar las situaciones más extremas para comprender qué estrategia ofrece más posibilidades de captar el interés o llamar la atención y a la vez construir una buena percepción de la marca.

 

1. Marca que multiplica la frecuencia de un mismo mensaje en los medios tradicionales además de multiplicar esa presencia en medios novedosos y alternativos. Probablemente llegue a parecer pesada. Cierto que también puede transmitir fortaleza, innovación y liderazgo.

 

2. Marca que se adhiere al contenido interrumpiéndolo, anteponiéndose a él con formatos pre-roll, telepromociones, telemarketing, pops ups, enlaces movibles que engañan al usuario a la hora de clicar, mentiras del tipo: le ha tocado un premio... Es de suponer que esa marca nos resulte antipática, mentirosa y tramposa.

 

3. Marca que intenta conversar con todo aquél que se cruza en su camino, le da igual ofrecer contenidos de valor. Está claro que puede parecer simpática, cercana, sociable, pero también, charlatana, vaga, ociosa.

 

4. Marca que crea y proporciona contenidos de interés en todos los formatos, hasta los más innovadores. Pues puede que le propinen insultos como: inteligente, divertida, interesante, creativa, atractiva, práctica, amiga...

 

Escribir comentario

Comentarios: 0